François de la Rochefoucauld

Todos poseemos suficiente fortaleza para soportar la desdicha ajena.

Anuncios