Proverbio chino

No puedes guiar el viento, pero puedes cambiar la dirección de tus velas.

Anuncios