November Girl (Kenny Clarke/Francy Boland Big Band)

Si busco en mis recuerdos los que me han dejado un sabor duradero, si hago balance de las horas que han valido la pena, siempre me encuentro con aquellas que no me procuraron ninguna fortuna.

Antoine de Saint-Exupéry

 

Canto Triste (Paul Winter y Oscar Castro-Neves)

La música expresa aquello que no puede decirse con palabras pero no puede permanecer en silencio.

Victor Hugo

Remains (James Murray)

 

Su mano suave en el heno de mi pecho. Sobre su mano
mi mano arrugada. Ella con mi soledad. Yo con su soledad.
En el porche. De pie. El mar quita el mar
da. Una fina silueta y una pequeña sombra. Una sombra
arrepentida. Se gira. Huye. El mar da el mar
quita.

Amos Oz, El mismo mar.

Samba pa ti (Santana)

Recuerdo que estaba solo una noche y empecé a pensar que mi carrera musical era muy parecida a la de otros guitarristas como BB (King), George Benson o Peter Green. Esa noche escuché Samba pa ti en la radio y sentí que me miraba en un espejo, porque era mi cara, mi voz, mis dedos, mi identidad, mi singularidad. Todo se debe a que cuando la grabé no pensé en nada solo me dejé llevar por los sentimientos puros. Sospecho que esta canción trae embotellada muchas cosas personales, que no sabía como expresar o articular en una letra. Muchas veces me enfado porque no puedo decir el verdadero significado de esta canción y es debido a que simplemente salió de mí. Eso sí que el mundo lo entiende.

Carlos Santana, en una entrevista para la revista Mojo(1).

(1)Encontrado en Historias de una canción.

The Light

De todo lo que antecede, parece razonablemente cierto que si existe algún movimiento relativo entre la tierra y el éter luminífero, debe ser pequeño: suficientemente pequeño para refutar por completo la explicación de Fresnel de la aberración(1).

 

 

Philip Glass compuso esta pieza para conmemorar el centenario del experimento de Michelson y Morley.

En 1887 Albert A. Michelson y Edward W. Morley realizaron un experimento que hoy consideramos clásico. Dicho experimento se concibió para detectar el “viento del éter” (ese espíritu sutilísimo que diría Newton) predicho por la teoría física de la época. El resultado del experimento fue negativo, es decir, no se encontró evidencia alguna del fenómeno buscado.

 

Interferómetro

 

Con el paso del tiempo este trabajo a pasado a ser una cita más en los libros de la especialidad, pero en su día despertó sentimientos encontrados. Unos se sintieron desconsolados con un resultado que derribaba un edificio construido con paciencia a lo largo de varios siglos. Otros no le dieron importancia alegando demasiadas fuentes de error en su realización. Y, por último, estaban los que, sobre todo en Europa, nunca habían escuchado nada al respecto pues este experimento empezó a forjar su fama a raíz del revuelo que provocó la teoría especial de la relatividad. El propio Einstein realizó declaraciones contradictorias sobre la influencia que los experimentos de Michelson tuvieron en la génesis de la relatividad especial, y que oscilan entre no hay duda de que el experimento de Michelson influyó considerablemente en mi trabajo y el experimento de Michelson-Morley tuvo efectos insignificantes en el descubrimiento de la relatividad(2).

Queda para mejor ocasión sopesar si este experimento fue tan impactante para el desarrollo de la ciencia o si su papel es semejante al de la manzana de Newton o los pesos lanzados por Galileo desde la torre inclinada de Pisa.

 

(1) Albert A. Michelson y Edward W. Morley, On the relative Motion of the Earth and the Luminiferous Ether, American Journal of Science, 3ª serie, vol. 34 (1987).

(2) Citados por Gerald Holton en su ensayo Einstein, Michelson y el experimento “crucial”.

Lux aeterna (Cristóbal Vila / Jóhann Jóhannsson)

 

 

Fuente resplandeciente de la luz, del calor, del movimiento, de la vida y de la belleza, el divino sol ha recibido, a lo largo de los siglos, los homenajes atentos y agradecidos de los mortales. El profano lo admira porque siente los efectos de su poder y de su calor; el sabio lo aprecia porque ha aprendido a reconocer su importancia única en el sistema del mundo; el artista lo saluda porque ve en su esplendor la causa virtual de todas las armonías.

Camille Flammarion

Música de Sayyids y Derviches (George Ivánovich Gurdjieff y Thomas de Hartmann)

 

 

Yo nunca fui la luz
yo sólo era la lámpara que su mano encendía
o el fuego primigenio que ella me descubrió.
Toda anticipación era ilusoria
yo broté de su mano como una planta nueva
me inflamé en esa llama torpe viento.
Yo nunca fui la luz
y nunca volverá a ser lo que era
polvo que se dispersa y me vacía.
Veo llegar la muerte como un sueño
y el sueño es esa franja transparente
donde todo es mentira.

 

Transparencia, Odette Alonso.