Las canciones que fuiste tú

Pisando las nubes

mano pedro con guitarra
La música es una excelente banda sonora para la vida. Al igual que la risa y el sentido del humor, tiene esa milagrosa capacidad para salvarnos en los malos momentos. 
Muchas de las personas y de los momentos importantes de nuestra vida están inevitablemente ligados a canciones, canciones que durante un tiempo adoramos por acompañarnos en una historia de amor o en una aventura apasionante, y que años después acabamos quizá arrinconando en el cajón de los recuerdos que no deseamos conservar.
Aunque en esto, como en todo lo demás, cada uno somos un mundo. Tengo una amiga que practica el insano deporte de la auto flagelación musical: cada vez que rompe una relación amorosa, se encierra en casa a escuchar de forma recurrente y machacona canciones lacrimógenas de Malú. De todas las vertientes del masoquismo, esa es una de las que no practico. Cuando de olvidar a alguien se…

Ver la entrada original 127 palabras más

Retrato de Julio Cortázar, Gabriel García Márquez

“Fui a Praga por última vez hace unos quince años, con Carlos Fuentes y Julio Cortázar. Viajábamos en tren desde París porque los tres éramos solidarios en nuestro miedo al avión, y habíamos hablado de todo mientras atravesábamos la noche dividida de las Alemanias, sus océanos de remolacha, sus inmensas fábricas de todo, sus estragos de guerras atroces y amores desaforados”.

Pueden seguir leyéndolo en Calle del Orco: Retrato de Julio Cortázar, Gabriel García Márquez

Las ciudades que uno ha habitado en los libros, Luis García Montero

Tengo debilidad por la poesía de Luis García Montero. Hoy comparto aquí un texto que se nos regala desde ese estupendo blog que es Calle del Orco. Espero que les guste tanto como me ha gustado a mí.

Calle del Orco

xavier-miserachs

Los lectores sabemos hasta qué punto se vive y se revive con un libro en las manos. Somos un poco de Londres, París, Buenos Aires, Nueva York o Lima porque muchas veces hemos recorrido sus calles, entrado en sus casas y respirado su luz.
Barcelona está entre las ciudades que más he vivido. La siento mía porque en ella he pasado la infancia, he quemado en noches de copas y amor la juventud, he librado batallas políticas y he aprendido la complicidad con las realidades cotidianas de una persona madura que firma su relación pacífica con la existencia y se esfuerza por encontrar una verdad modesta, es decir, un lugar desde donde amar las cosas.
He sido niño y adolescente con Juan Marsé en la barriada de La Salud, respirando la cercanía del Guinardó y del Carmelo. Conozco por dentro una geografía humana y un tiempo de posguerra en el…

Ver la entrada original 676 palabras más

De muros y paredes

Las sociedades al organizar el espacio también organizan otros aspectos de sus vidas por medio de él.

Honorio Velasco  .Pared

Hace unos años, cuando el tiempo era otro, descubrí el encanto de la antropología escuchando en un curso de verano de la UNED a un sabio llamado Honorio Velasco . De aquella época son algunas entradas de este blog sobre antropología cultural.y social. De su libro Cuerpo y espacio. Símbolos y metáforas, representación y expresividad de las culturas he extraído este breve fragmento:

Los límites son quebradizos, las amenazas provienen del exterior. Casa, lugar común, celo continuado en el mantenimiento de límites; rituales, señales fijas y otras de ejecución cíclica; varían en el tiempo. Llaves son símbolo duradero, permanecen en los escudos de piedra y en la mente de las gentes.

Ritualización de los límites y ritualidad rutinaria de ocupación de la casa. La estructura  interna del grupo se ve reproducida y activada en la división de espacios internos de la casa.

Relacionado con esto, hoy traigo aquí una entrada titulada Muros y paredes, que hace unos día publicó Francisco Traver en uno de sus blogs. Allí especula sobre cómo los muros que hemos levantado en los lugares que habitamos, (y el consiguiente incremento de la privacidad) ha influido en nuestra subjetividad y en sus posibles consecuencias.

Otro tema interesante (que se trata más a fondo en un muy recomendable  artículo que cita Traver) está relacionado con la formación y crecimiento de los grupos humanos. Es conocido el papel de los rumores, los cotilleos y el fisgoneo en la construcción y crecimiento de las ciudades. Ahora bien, a medida que el espacio va ganando privacidad, este fisgoneo se va dificultando y su papel de control va perdiendo fuerza:

Las paredes era una nueva tecnología que paradójicamente amenazaba la seguridad de los grupos humanos, porque quitaba de la vista y de los oídos material que era esencial para mantener la paz y la moralidad del grupo.

Espero que lo disfruten y, de paso, pueden escuchar la guitarra de David Guilmour y sentir cómo el tiempo se detiene.

Conversando de fútbol con un tal Jorge Francisco

Y, de paso, aprovechando que hay competiciones futboleras varias…

“El fúbol es estúpido y es el deporte más popular, porque la idiotez es popular”, dijo un estudiante de filosofía que recién conocí en el club café. Éramos 4 amigos reunidos y uno de el…

Origen: Conversando de fútbol con un tal Jorge Francisco

Lo que tienen de bueno las palabras simples

Aprovechando que hoy es ese despropósito que llaman “Jornada de reflexión”, viene bien este fragmento de José Saramago que le tomo prestado a mi amiga Moni Solanas.

 

Algunas cuestiones para la reflexión. ¿Qué es normalidad democrática? ¿Cuál es el correcto deber electoral a cumplir? ¿Qué es un error que debe ser enmendado? ¿Cómo puede ser un resultado desconcer…

Origen: Lo que tienen de bueno las palabras simples

Un navegante que ve en el horizonte una mancha, Jorge Luis Borges

En esas largas y lúcidas conversaciones Borges y Sabato dejaron en claro sus raras coincidencias y sus numerosas diferencias acerca de los temas que atarearon su quehacer literario. La realidad y los sueños, la idea de Dios, el amor, el arte de traducir, el tango, el teatro y el cine; entre personas y personajes, ideas y obsesiones, componen un vasto collage.

Orlando Barone

Calle del Orco

Jorge Luis Borges

Barone: Piensen que ustedes también les interesó, alguna vez, saber cómo era el proceso de creación de los que admiraban.

Borges: Vamos a ver si puedo explicarlo… Puedo referirme únicamente a mi experiencia personal, que no tiene por qué coincidir con otras. Pienso que Mallea, por ejemplo, hablaría de otra manera. Digamos entonces que yo voy caminando por la calle, o recorriendo galerías (hay muchas en esta zona) y de pronto percibo que algo me conmueve. Antes que nada tomo una actitud pasiva del espíritu; sé que si algo es un proyecto estético puede ser narrativo o puede ser poético o ambas cosas a la vez. Puedo explicar lo que me pasa citando a Conrad, que refiere que él es un navegante que ve en el horizonte una mancha y él sabe que esa mancha es África. Es decir: que esa mancha es un continente con selvas, ríos, hombres, mitologías…

Ver la entrada original 148 palabras más

La transición de Einstein de físico a matemático

Acabo de leer esta entrada y creo que merece la pena compartirla aquí para que puedan leerla también. Me quedo con este párrafo:

La lección que estamos aprendiendo, no sin dolor, es que la belleza matemática no es el camino para descubrir las leyes que gobiernan la Naturaleza. Hay que descubrir nuevos principios físicos y sólo recurrir a las matemáticas para formularlos de forma bella. La belleza debe estar a posteriori, nunca a priori.

 

Hay muchas leyendas populares sobre Albert Einstein. Una afirma que descubrió su teoría de la gravitación, la teoría general de la relatividad, buscando la belleza matemática. Pero su modelo físico está sustentado en principios físicos firmes. La diferencia puede […] Leer más

Origen: La transición de Einstein de físico a matemático

Llega el lector adecuado y asistimos a una resurrección del mundo, Jorge Luis Borges

Incluir aquí este fragmento de Borges me resulta necesario. Describe muy bien la relación que mantengo con los libros y que más de una vez he descrito en este sitio. Además, me hace pensar que quizá la aprendiera de él. Así que no me queda más que dar las gracias.

Calle del Orco

Stevenson leyendo

Creo que Emerson escribió en alguna parte que una biblioteca es una especie de caverna mágica llena de difuntos. Y esos difuntos pueden renacer, pueden ser devueltos a la vida cuando abrimos sus páginas.
Hablando del obispo Berkeley, me acuerdo de que escribió que el sabor de la manzana no está en la manzana misma –la manzana no posee sabor en sí misma- ni en la boca del que se la come. Exige un contacto entre ambas. Lo mismo pasa con un libro o una colección de libros, con una biblioteca. Pues ¿qué es un libro en sí mismo? Un libro es un objeto físico en un mundo de objetos físicos. Es un conjunto de símbolos muertos. Y entonces llega el lector adecuado, y las palabras –o mejor, la poesía que ocultan las palabras, pues las palabras solas son meros símbolos- surgen a la vida, y asistimos a una resurrección…

Ver la entrada original 24 palabras más

El sueño de Borges

Al igual que a Félix Molina, a mí tampoco me interesan mucho los premios y, de similar manera, también me he alegrado de que el Premio Príncipe de Asturias se le haya concedido a la Wikipedia.
Hace mucho que la Wiki forma parte de este blog, pues gusto de apoyarme en iniciativas en las que los que habitamos este planeta compartimos lo que sabemos (o pretendemos saber) con los demás sin esperar mucho más que el que otros hagan otro tanto.
Afortunadamente, hay muchas iniciativas así que demuestran que algo de social hay en nosotros (de tribal tenemos mucho).
En la entrada que aquí presento, Félix relaciona el creciente tamaño de la enciclopedia virtual con esas bibliotecas infinitas que Borges pintaba en palabras. También asoma Cortázar, ambos son viejos protagonistas de este sitio. Todo esto hace necesaria la mención.
Borges fue bibliotecario y llevó las bibliotecas a su universo fantástico, probablemente porque las amaba, porque en ellas se sentía en su ambiente, porque quizá (como a mí) le resultaran una suerte de santuario. Es probable que las bibliotecas se vean reducidas más pronto que tarde a curiosos museos en esta era digital que nos envuelve; tampoco será muy doloroso, pues los que crecimos con ellas ya no estaremos. Queda esperar que sea para bien.

félix molina

Wikipedia| VV. AA., 2001

borgespedia

No soy amigo de los premios, qué le voy a hacer: demasiados cadáveres en el armario de los mundialmente conocidos –por ejemplo, sí, esos de Suecia que huelen a pólvora–,  que nunca fueron para los escritores, directores de cine, artistas en general que más frecuento. Y categorías que todavía parecen bíblicamente excluidas del pastel, como el cómic, una nueva forma de hacer arte y literatura… con más de cien años. Soy incluso menos amigo de los premios con nombre de instituciones milenarias a las que les harían falta otros tantos milenios para ponerse al día con la dignidad que se les supone. Sin embargo, curioso misterio, me emocionó la concesión del último premio (y no sé si el primero) que le han dado a la Wikipedia.

En sus sueños, Jorge Luis Borges pobló de bibliotecas crecientes, casi orgánicas, los atlas de su conocimiento, dispersos en…

Ver la entrada original 498 palabras más