El sótano de la memoria (Anna Ajmátova)

 

anna_ajmatova

 

Es absurdo que viva angustiada

y que los recuerdos me acosen.

No visito a menudo la memoria,

pero ella siempre viene a asombrarme.

Si con una linterna bajo al sótano

me parece oír cómo retumba

un terremoto en la estrecha escalera.

La interna se apaga, no puedo volver,

y sé´que voy directa al enemigo.

Pido clemencia… pero allí

en todo lo oscuro y quieto. Ya se acabo mi fiesta.

Hace treinta años que las damas despidieron

a aquel pillo que se murió de viejo…

Lástima, he llegado tarde.

Se me ha prohibido aparecer en parte alguna.

Pero toco las capas de pintura de la pared

y junto a la chimenea me caliento. Qué maravilla.

A través del moho, del aire enrarecido y el hedor

brillan dos verdes esmeraldas.

Maúlla el gato. Vamos a casa.

 

Pero dónde están mi casa y mi razón.

 

18 de enero de 1940.

Anuncios

4 pensamientos en “El sótano de la memoria (Anna Ajmátova)

  1. Creo que el último verso es un canto al ser humano como individuo consciente de la única vida que tiene.
    Supe de su existencia por el interés que me produjo Isaiah Berlín el escritor del prólogo en el ” Ensayo sobre la libertad ” de Stuart Mill, hay otros el de Isaiah Berlín los supera, desde mi punto de vista.
    Se conocieron en 1945 y a pesar de la diferencia de edad, él era 20 años más joven, mantuvieron una encantadora e intensa amistad que ni el tiempo ni el espacio, ni siquiera la sociedad tan pacata consiguió cercenar la amistad entre intelectuales amantes de la libertad y comprometidos con su tiempo.

    Sobre la reunión en el primer encuentro:
    ” Estas respuestas emocionaban a una Ajmátova que se preguntaba cómo era posible que este joven que venía de tan lejos le trajera tantas noticias de su vida pasada; a su manera, este joven estaba haciendo de mensajero entre las dos culturas rusas: una en el destierro exterior, la otra en una suerte de exilio interior, severamente reprimida y temerosa, ambas separadas trágicamente por los acontecimientos revolucionarios. ”

    Poco antes de morir, en 1965, le fue entregado un Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford, en una ceremonia celebrada en el Sheldonian Theatre que fue compartida con el poeta Siegfried Sassoon, precisamente a iniciativa de Sir Isaiah Berlin.
    Murió en 1966.

    Me encantan estos versos:
    “1. Quisiera nombrarlos a todos por su nombre,
    Pero la lista ha sido confiscada y no se encuentra.
    He tejido un ancho manto para ellos
    Con sus exiguas palabras oídas al azar.
    Los recordaré siempre y en todas partes,
    No les olvidaré nunca, venga lo que venga.
    2. No será un amante esposo para mí
    pero lo que nosotros, él y yo, logramos,
    inquietará al siglo XX. ”

    “The complete poems of Anna Ajmátova

    Y todo ésto para al final añadir la entrevista que Juan Cruz le hizo en 1992 y que fue de nuevo publicada en 2010.
    Murió en 2009.
    Volví a leerla y lo he hecho ahora de nuevo y es curioso que cada vez que la leo más emocionada me siento.

    http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/berlin70.pdf

    Es largo y tal vez falto de interés, pero en cuanto vi la entrada en enero me dije: lo añadiré, aunque no se cuando. Ya es cuando…….
    Gracias

  2. He vuelto a leer los versos y mi comentario.
    He estado repasando, ahora que tengo libre y me apetece, las entradas anteriores desde el inicio de este nuevo blog., algunas cosas me recuerdan al anterior y he visto que hay unos meses en los que no he puesto nada.
    Al mirar la fecha he caido en que era el tiempo en que mi cerebro protegía a mi cuerpo y he comprobado que el cerebro utiliza una ley económica en cuanto nota que se gasta más de lo que se ingresa.
    Y creo que queda muy ilustrativo
    ” ! Extraña máquina es el ser humano ! .Ud., le mete, pan, vino, pescado y rábanos, y salen suspiros, risas y sueños. Nikos Kazantzakis ”
    Me encanta.
    Mil saludos veraniegos. Comenzó la entrada en enero, hice mi comentario en mayo y ya es agosto……

  3. Si, y desde luego me ha sorprendido ver te haya extrañado. Ya sabes que tengo el de Brenda Lee pendiente.
    Yo como tu, estoy volviendo a momentos anteriores para reflexionar y esbozar otra sonrisa sobre esta mujer que como tantas otras son desconocidas y sobre textos de tu antiguo blog, como ya creo te dije.
    Tengo por algún rinconcito los textos de aquella época, pero no se en qué espacio concreto y de ahí mi esbozo al encontrarme con trazos de entonces, porque como ya sabes aquel tiempo fue un estruendo para mi, al entrar en este mundo tan arrollador.
    Y como sabes el ser humano que hoy soy, está bastante modificado y no sólo ( con acento ) por la cronología. :-)))), aunque las bases de mi misma sean las mismas.
    Gracias mil por casi 3 lustros de ir y venir.

    Aretha Franklin y su Oh happy day, me recordaba en aquellos años de mi adolescencia, que no sabía inglés dicho sea en honor a la exactitud y hoy poco, me recordaba-repito- a mis estudios de latín en el bachillerato, ésto
    es: Carpe diem
    Tal vez por mi ignorancia, pero ya sabes lo extraño que es el cerebro, relaciona lo que le parece con lo más insólito.
    Y sabes que suelo decir y ejecutar aquello que leí hace años: ” Haz lo que te parezca por insólito y extraño que ello sea “.
    Añadiendo de mi cosecha: ” Y sin importar lo que los demás piensen ” :-))))
    Un abrazo, vareador de memorias. Me encanta, porque eso es lo que somos.
    Desde mi relativa y subjetiva opinión, claro !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s