¿Estamos programados por el lenguaje?

Mediante el modelado, podemos identificar las diferencias entre un genio y una persona con un resultado medio en el mismo campo de actividad.

John Grinder

rompecabezas_pnl

Volvamos por un momento a mediados de los años setenta del pasado y cercano siglo. Por aquel entonces, el lingüista John Grinder y el psicólogo Richard Bandler se preguntaban cómo a través de la comunicación y del lenguaje se producían cambios en el comportamiento de las personas.

Con objeto de dar respuesta a sus preguntas, y muy influenciados por las ideas de Gregory Bateson, investigaron las razones de la efectividad de algunos psicoterapeutas. Concretamente,  se fijaron en el modo de actuar de Fritz Perls, Milton Erickson y Virginia Satir (alguno de ellos volverá a pasar por aquí, no olviden sus nombres). Llegaron así a la conclusión de que tenían en común ciertos modelos de interacción con sus clientes que aplicaban la mayoría de las veces inconscientemente.

Pensaron que, ya que estos modelos, estas estructuras, se podían descubrir y comprender, se podrían así mismo reproducir y enseñar. El título del primer libro que publicaron sobre el tema, La estructura de la magia I, expresa claramente esta convicción.

La idea realmente no era nueva. Seguir el ejemplo de modelos se ha recomendado en infinidad de campos a lo largo de la historia. Por poner un ejemplo cercano, en Ajedrez siempre se ha recomendado a los jóvenes que sigan la carrera de algún maestro consagrado de su gusto y estilo, que reproduzcan sus partidas y adopten su repertorio de aperturas. El aplicarla a la terapia es lo que le da originalidad y supuso un cambio de rumbo en el modo de hacer de la época. El conjunto de los patrones que modelaron y sus influencias intelectuales dieron origen a la Programación Neurolingüística (PNL).

Veamos cómo explica esto el propio Grinder:

“Mis motivaciones para crear la PNL fueron múltiples. Entre ellas el rechazo a ciertos conceptos que la psicología había aceptado. La psicología occidental centra sus estudios en el comportamiento del individuo medio y acepta una aproximación estadística al estudio del ser humano. Encuentro estas dos suposiciones absurdas.

Me propuse demostrar que hay un gran potencial en estudiar los extremos (genios) y que la metodología de investigación apropiada es tratar a cada ser humano como un sistema con reglas únicas, que no debe ser promediado con otros sistemas también únicos e independientes”.

La idea es estudiar nuestros patrones mentales. Conocer los procesos que seguimos para codificar información, en definitiva, entender nuestra forma de pensar y de actuar. Nuestros pensamientos están conformados por el lenguaje, que califica lo que nos rodea con palabras que crean en nuestro cerebro programas. Cuando repetimos ciertas palabras con frecuencia, se va convirtiendo este mensaje en un programa. Estos programas ya instalados producen emociones que dirigen nuestras conductas y nuestras reacciones.

Esto quiere decir que a lo largo de toda nuestra vida hemos instalado cientos de programas. Los programas fueron instalados por los que nos rodeaban: nuestros padres, abuelos, familiares; más adelante nuestros maestros, amigos y por los medios de comunicación. Estos programas los aceptamos sin valorar si nos favorecen o nos dañan. Simplemente están allí. También tenemos programas que nosotros mismos hemos instalado y de igual manera, algunos son buenos y otros no tanto. Ayuda a tener una percepción más clara de nuestros programas y también de los programas de los demás. Así podremos adaptar y modificar nuestra programación para hacerla útil al momento actual.

Así concebida, la PNL constituye un modelo formal y dinámico sobre cómo funcionan mente y  percepción, de cómo se procesan la información y la experiencia. Además, todo esto tiene diversas implicaciones de cara a conseguir mejoras personales pues, con base en este conocimiento, será posible identificar las estrategias internas que utilizan las personas de éxito, aprenderlas y enseñarlas a otros (modelar) para facilitar un cambio, una mejora en la vida de las personas. Otros autores como Robert Dilts, Steve Andreas, Robert McDonald o Michael Hall han enriquecido los trabajos de Grinder y Bandler desarrollando sus propias técnicas. Sus aplicaciones son muy amplias: aprendizaje, afrontamiento del estrés, negociación, gestión de conflictos, superación de fobias, etc.

Evidentemente, la PNL no garantiza el éxito; del mismo modo que seguir a Bronstein (aún con la ayuda de un buen entrenador) no implica convertirse en algo más que un buen aficionado al arte del tablero. Yo sigo convencido de que hay cualidades intrínsecamente ligadas a la dotación genética. Y luego quedan todos los incontrolables que rodean nuestra existencia.

 Nota: Encontré esta entrada (en inglés) que me resultó interesante y que coloco aquí, como bien podría hacerlo en otras de este blog.

Imagen: Crecimiento Personal.

Anuncios

4 pensamientos en “¿Estamos programados por el lenguaje?

  1. El lenguaje, lo ha sido todo en mi vida. La expresión de mis pensamientos al exterior, la explicación de mis experiencias y sobre todo el permitirme el relato de mi vida con respecto a mi y a los demás.
    En resumen, como decía de adolescente, ” el don supremo de la palabra “.
    Artemisa

  2. La influencia del lenguaje en nuestras vidas, como organismos verbales que somos, es de vital importancia para poder explicar buena parte del comportamiento humano.

    Por ofrecer una perspectiva más naturalista del fenómeno, te invito a leer los escritos y experimentos sobre Conducta Verbal que desarrolló B.F Skinner, y que ahora se están ampliando, en el plano de la teráputica, desde perspectivas como la Psicoterapia Analítico-Fiuncional, de Kohlenber y Tsai.

    Bonito asunto.

  3. Estoy leyendo Conducta verbal, un día de estos colgaré un fragmento. Pensé en hacerlo antes de publicar esta entrada, pero mi mala cabeza dejó la idea en el limbo. Kohlenber y Tsai aún están fuera de mi órbita, espero que me sigas ilustrando.

    Gracias Carlos por la visita.

  4. Pingback: Construyendo nuestra existencia « Un lugar en el viento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s