Oscuridad hermosa (Gonzalo Rojas)

Gonzalo Rojas

Anoche te he tocado y te he sentido
sin que mi mano huyera más allá de mi mano,
sin que mi cuerpo huyera, ni mi oído:
de un modo casi humano
te he sentido.

Palpitante,
no sé si como sangre o como nube
errante,
por mi casa, en puntillas, oscuridad que sube,
oscuridad que baja, corriste, centelleante.

Corriste por mi casa de madera
sus ventanas abriste
y te sentí latir la noche entera,
hija de los abismos, silenciosa,
guerrera, tan terrible, tan hermosa
que todo cuanto existe,
para mí, sin tu llama, no existiera.

Luis Antonio de Villena le dedicó este artículo en El Mundo:

Gonzalo Rojas: el poeta es la lengua

Anuncios

3 pensamientos en “Oscuridad hermosa (Gonzalo Rojas)

  1. Ya sé que no te gusta, pero te aguantas:

    Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
    desde que sé que no vendrás más nunca.
    He vuelto a ser aquel cantar del aguacero
    que hizo casi legal su abrazo en tu cintura.

    Y tú apareces en mi ventana,
    suave y pequeña, con alas blancas.
    Yo ni respiro para que duermas
    y no te vayas.

    Que maneras más curiosas
    de recordar tiene uno,
    que maneras más curiosas:
    hoy recuerdo mariposas
    que ayer sólo fueron humo,
    mariposas, mariposas
    que emergieron de lo oscuro
    bailarinas, silenciosas.

    Tu tiempo es ahora una mariposa,
    navecita blanca, delgada, nerviosa.
    Siglos atrás inundaron un segundo
    debajo del cielo, encima del mundo

    Tu tiempo es ahora una mariposa,
    navecita blanca, delgada, nerviosa.
    Siglos atrás inundaron un segundo
    debajo del cielo, encima del mundo

    Así eras tú en aquellas tardes divertidas,
    así eras tú de furibunda compañera.
    Eras como esos días en que eres la vida
    y todo lo que tocas se hace primavera.
    Ay, mariposa, tú eres el alma
    de los guerreros que aman y cantan,
    y eres el nuevo ser que se asoma por mi garganta

    Que maneras más curiosas
    de recordar tiene uno,
    que maneras más curiosas:
    hoy recuerdo mariposas
    que ayer sólo fueron humo,
    mariposas, mariposas
    que emergieron de lo oscuro
    bailarinas, silenciosas,

    Tu tiempo es ahora una mariposa,
    navecita blanca, delgada, nerviosa,
    Siglos atrás inundaron un segundo
    debajo del cielo, encima del mundo.

  2. La letra es muy bonita. No critico las letras de Silvio Rodríguez, más bien al contrario. Son otras cosas las que no me agradan. Ya sabes, hay a quién no le gustan las damas que tocan el piano.

    Aún así, la he escuchado entera (y reconozco que me ha costado).

    Gracias Isa por la visita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s