Contigo En La Distancia (César Portillo de la Luz)

Miles-de-flores-amarillas

 

No existe un momento del día
en que pueda apartarme de ti
el mundo parece distinto
cuando no estas junto a mí

No hay bella melodía
en que no surjas tú
ni yo quiero escucharla
si no la escuchas tu

En que te has convertido
en parte de mi alma,
ya nada me consuela
si no estás tu también

Más allá de tus labios
del sol y las estrellas
contigo en la distancia
amada mía, estoy.

 

Este es un bolero del compositor cubano César Portillo. Incluimos un vídeo de la canción interpretado por Mayte Martín acompañada al piano por el inolvidable Tete Montoliu. La grabación pertenece al disco Free Boleros (1996).

 

La muerte de Séneca (Heiner Müller)

No os espante el dolor; o tendrá fin o acabará con vosotros.

Lucio Anneo Séneca

 

La-muerte-de-Seneca

 

¿Qué pensó Séneca y no dijo cuando el capitán de la guardia personal de Nerón, en silencio, sacó el veredicto de muerte de la coraza torácica lacrado por el alumno para el profesor?

A escribir y a lacrar había aprendido y a despreciar todas las muertes salvo la propia. Reglas de oro de todo arte de Estado.

¿Qué pensó Séneca y no dijo, cuando les prohibió el llanto a las visitas y a los esclavos que habían compartido su última comida con él?

Los esclavos sentados al final de la mesa.
Las lágrimas no son filosóficas.
Lo fatal debe ser aceptado.

Y en cuanto a ese Nerón que había asesinado a su madre y a sus hermanos ¿Por qué debía hacer una excepción con su maestro?

¿Por qué desistir de la sangre del filósofo que no le había enseñado a derramar sangre?

¿Y cuando hizo que le cortaran las venas primero en los brazos, y a su esposa, que no quiso sobrevivir a su muerte, y probablemente fue un esclavo quien lo hizo?

También la espada que Bruto hizo caer sobre sí mismo al final de su esperanza republicana tuvo que ser sostenida por un esclavo.

¿Qué pensó Séneca y no dijo, cuando la sangre fue dejando su cuerpo demasiado viejo de manera demasiado lenta y el esclavo obediente le abrió también a golpes las venas de las piernas y los huecos poplíteos?

Murmullos con cuerdas vocales resecas.
Mis dolores son mi propiedad. Lleven a mi mujer a la pieza contigua. Que mi secretario venga a verme.
La mano ya no pudo sostener la pizarra para escribir, pero el cerebro seguía trabajando.
La máquina fabricaba palabras y frases, anotaba los dolores.

¿Qué pensó Séneca y no dijo, entre las letras de su último dictado, recostado en el sofá del filósofo?

¿Y, cuando vació la copa con el veneno de Atenas porque la muerte se hizo esperar aún, y el veneno que había ayudado a muchos antes que él solamente logró escribir una nota al pie
en su cuerpo casi desprovisto de sangre, no un texto claro?

¿Qué pensó Séneca sin habla finalmente cuando marchó hacia la muerte en el baño de vapor, mientras el aire danzaba delante de sus ojos la terraza oscurecida por el confuso aleteo probablemente no de ángeles?

Tampoco la muerte es un ángel.

En el resplandor de las columnas, al reencontrarse con la primera hierba que había visto en una pradera cerca de Córdoba. Más alta que cualquier árbol.

 

Ilustración: La muerte de Séneca, por Manuel Domínguez y Sánchez.

Duelo

Esta vez cambiamos el contenido de esta sección, no presentamos un documental o una entrevista, sino un corto de animación al que aludía en un comentario a la entrada anterior. Este corto, realizado por cineasta checo Pavel Koutský, es una  sátira contra la alienación que sufrimos a través del sistema educativo que nos impone la sociedad en que vivimos. Sobre cómo pasamos de la alegría que tenemos por la avidez del conocimiento a la apatía por la imposición de éste.

Es una pena que educar se limite a dirigir, encaminar  y doctrinar y se olvide de desarrollar y perfeccionar las facultades que es, lo que a mi juicio, debería significar realmente.

El vídeo debe de ser bastante conocido, porque lo he encontrado en unas cuantas páginas. Reconozco que hasta hace unos días no tenía noticias ni de él ni de su creador (Twitter enseña muchas cosas). En cualquier caso, para mí ha supuesto un agradable descubrimiento. Espero que a los que no lo conozcáis os guste.

 

El cerebro no busca la verdad sino sobrevivir

Tu cerebro te enseña un mundo ampliamente coloreado por la vanidad.

Cordelia Fine


El capítulo 78 de Redes nos presenta, a través de una entrevista con Cordelia Fine, un cerebro intentando acomodar la realidad a nuestros intereses. Inconsciente y memoria se esmeran en resaltar lo bueno y olvidar lo doloroso. De aquí nacen los mecanismos los que nos hacen caer en estereotipos y prejuicios que desembocan con más frecuencia de la deseada en tensiones y conflictos.

En una parte del programa titulada Cuando los prejuicios del cerebro… matan, investigadores del Campus por la Paz de la UOC, explican con ejemplos del conflicto de los Balcanes cómo se emplean estos mecanismos en los conflictos bélicos para manipular a las masas. Esta parte resulta a la vez dolorosa y aleccionadora.

Se hace hincapié el la importancia de coordinar cerebro racional y cerebro emocional.