¿Se puede medir y pesar el alma? (Viktor Frakl)

viktor-frankl

Hemos partido de la psiquiatría y de los test de inteligencia y nuestras reflexiones desembocan en el reconocimiento de que no podemos acercarnos a la esencia de una persona, esto es, a todo lo que hay detrás de cada una de sus funciones y de sus posibles trastornos, mientras que en nuestros esfuerzos por conocer a los demás nos limitemos y confiemos simplemente en lo racional y en lo “racionalizable”. Si queremos tender un puente de persona a persona –y esto es válido también para un puente de conocimiento y comprensión-, las cabezas de puente no tienen que ser precisamente las cabezas, sino los corazones.

Hemos hablado anteriormente que la comprobación estadística y exacta de que la primera impresión –absolutamente intuitiva- la pueden apoyar los resultados del reconocimiento psiquiátrico posterior. Estoy convencido de que incluso en el método psiquiátrico-diagnóstico la sensibilidad puede ser más delicada que sagaz la inteligencia.

Fragmento extraído del libro La psicoterapia al alcance de todos.