Buscando el norte.

Corría el año de Nuestro Señor de 1892 cuando se fundó la American Psychological Association (A.P.A.), organismo representativo de los psicólogos estadounidenses. En sus estatutos se indicaba que la asociación tenía como objetivo “potenciar la psicología como ciencia”. Dicha organización se reorganizó en 1945, para entonces los objetivos habían cambiado: “potenciar la psicología como ciencia, como profesión y como medio para promover el bienestar humano”. ¿Qué ocasionó este cambio de perspectiva en poco más de cincuenta años? Fundamentalmente, una de las lacras de la humanidad: la guerra.

Un par de guerras mundiales acaban con la cordura del más pintado y eso es lo que le ocurrió a los súbditos del nuevo imperio. Los psiquiatras no daban abasto con tanto desquiciado y la administración norteamericana tiró de los que más se les parecían (al menos de nombre): los psicólogos.

La psicología había tomado carta de naturaleza cuando algunos iluminados, con Wilhelm Wundt a la cabeza, la comenzaron a desvincular de los estudios de filosofía. La tarea resultó ardua, tan ardua que quizás aún no haya terminado. Se trataba de fundar una ciencia, es decir, de justificar como una serie de conocimientos podían formar un corpus independiente y creciente. Su objetivo era del estudio de algo que se ha venido en llamar alma, conciencia o mente. Algo que ha tenido tantas denominaciones porque ha cambiado de rumbo según las escuelas. Se trataba de una ciencia pura (si es que algo hay puro en este mundo): saber por saber.

Como suele pasar en esta vida, los humanos pretendemos prosperar y, para ello nos aliamos con ese poderoso caballero que es don dinero. En los tiempos heroicos a los que aludimos, la vida del psicólogo no era un lecho de rosas. Es por ello que la oportunidad de incrementar sus ingresos convirtiéndose en terapeutas resultó muy interesante y atractiva.

Desde entonces la psicología ha vivido a caballo entre la teoría y la práctica, entre la investigación y la especulación. En las asociaciones de psicólogos han habido disputas discusiones y cismas pero, a fecha de hoy, sigue pretendiendo mantener un equilibrio entre la teoría y la práctica profesional.

Que claro que no pretendo criticar las opciones profesionales de nadie, considero que todo aquel que se gane la vida honradamente merece nuestra admiración; ni tampoco pretendo contar la historia de la psicología en quince líneas. Sólo pretendo fijar un rumbo teórico a este viaje, con el único objetivo de limitar el equipaje necesario. Pese a la importancia y el interés de los aspectos prácticos que se derivan de la teoría, sólo los veremos desde la lejanía.

La reflexión de este día va en una dirección concreta: es posible que la psicología (como ciencia) y la terapia (como técnica) tengan que tomar rumbos separados, dado el avance que las técnicas instrumentales están teniendo en los últimos años (y con ello el conocimiento que tenemos del cerebro).

Aún nos queda la esperanza de que la terapia llegue a basarse en datos objetivos (tal y como pretende hacer la medicina y debe hacer toda ciencia que se precie) y ya hay desarrollos interesantes en este sentido. No obstante, resultará complicado llamar a todo esto de una única forma (por ejemplo, las ingenierías se han desvinculado nominalmente de la física, la química y las matemáticas).

En cualquier caso, para encontrar el norte, lo importante ahora será clarificar la naturaleza de nuestro objeto de estudio y esto, aviso, no será una tarea demasiado fácil. Veremos como el objetivo de la psicología no es tan claro como el de otras disciplinas, confesaré mis miedos al respecto e intentaré mostrar la necesidad de esta entrada.

Anuncios

Un pensamiento en “Buscando el norte.

  1. Pingback: Alquimia | Un lugar en el viento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s