Escala en puerto

Últimamente las ideas en mi cabeza están bastante revueltas, probablemente las temperaturas que nos acompañan ayuden bastante a ello. Comento esto porque estas entradas, tal y como las publico, se parecen como un huevo a una castaña a las que en un principio tenía en mente. Pensando cómo terminarlas me surge algo que poner al principio o viceversa. Incluso manejo varias al mismo tiempo porque no tengo claro en qué orden voy a colgarlas.

Obviamente la que nos ocupa no es una excepción y, sin ir más lejos, esta mañana (empecé la entrada hace una semana) recordé algo que me enseñaron hace mucho y que viene al pelo: uno de los principales motivos por los que debemos aprender es el de hacernos mejores ciudadanos, es difícil opinar o tomar decisiones sin una base sólida detrás. A pesar de que esto puede parecer harto evidente, nos empeñamos en opinar una y otra vez de lo que no conocemos más que de oídas.

Algo parecido ocurre cuando juzgamos la conducta de los demás, muchas veces lo hacemos a la ligera, sin demasiados datos y, lo más curioso, es que muchas veces acertamos. Entender lo que pasa por la cabeza de nuestro vecino no es tarea fácil y no disponemos de un tiempo ilimitado en nuestra relación con los demás, así que nuestro cerebro debe darnos respuestas con soltura. Este es un tema que me intrigó hace mucho y recientemente volvió a rondarme.

La idea de retomar este viaje surgió en una conversación que poco tenía que ver con el tema que nos ocupa (ya hablaré de ella), por lo que en principio parecía no ser más que una excursión. No obstante, los objetivos la expedición ha alcanzado tal magnitud que arribar a puerto, para llenar la bodega de provisiones y enseres, se ha convertido en una necesidad.

Me hubiera gustado proporcionar al lector una carta náutica que le mostrara nuestro periplo, pero me resulta imposible. La razón es que el viaje aún no ha finalizado, cada día que pasa el mapa de estos mares cambia. En cualquier caso, nuestro destino es claro: estudiar cómo los seres humanos intentamos comprender a nuestros congéneres y, de paso, hasta que punto esto puede realizarse con eficacia. Nuestro destino son las Indias, pero nos queda la esperanza de encontrarnos por el camino con el Dorado.

A modo de brújula contamos con cuatro perspectivas psicológicas: los ámbitos social, evolutivo, cognitivo y emocional. Todos son necesarios pues nuestro comportamiento depende de ellos. Esto es, en cierta medida, una simplificación. Pero este es el límite que nos imponemos en la tarea.

A pesar que hace mucho que empecé a surcar estas aguas, tanto que no recuerdo cuando me eché a la mar por primera vez, soy consciente que el asunto es complicado, pues la investigación al respecto es tan vasta como variada. Aviso que no voy a seguir ningún orden preconcebido, pues (puede que por desgracia) esto constituye una afición y no una profesión para mí.

Terminaré con una reflexión: entender a los demás es muy importante, presenta muchas ventajas: nos ayuda en las relaciones con los demás, nos permite detectar timos y engaños, nos capacita para tomar decisiones… pero puede que tenga también sus inconvenientes. Quizás alguno esté de acuerdo conmigo (me aliviaría que fuese así) cuando afirme que nuestra sociedad se basa en buena medida en la mentira: la publicidad engañosa, las promesas de los políticos, la información sesgada que recibimos, los rumores, la hipocresía… ¿Sobreviviría nuestra sociedad si todo esto desapareciera?

Anuncios

Un pensamiento en “Escala en puerto

  1. Que bonito artículo Gonzalo! Respecto a tu conclusión final en la q planteas si sobreviviría la sociedad si todo este desapareciera, mi opinión es q esto no es solo inviable sino hasta contraproducente. Me explico; en la condición de seres humanos partimos de esa dualidad verdad-mentira y de ahí el misterio de entender a los demás, con sus causas y sus circunstancias. Tiene q existir la mentira para poder llegar a la verdad, al igual q sabemos lo q es ser feliz pq difiere de cuando nos sentimos tristes. Si algo se basa en la mentira, descubramos el porqué!
    Bonito artículo! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s