P.W. Atkins (La segunda ley)

 
Y aún así, cuando miramos en derredor y contemplamos la belleza, cuando nos examinamos y sentimos la conciencia, cuando participamos de las delicias de la vida, percibimos en nuestro interior que el corazón del universo es mucho más rico. Pero esto es puro sentimiento, y no lo que realmente debe saber nuestra razón. La ciencia y la máquina de vapor tienen mayor nobleza. Juntas, revelan la imponente grandiosidad de la simplicidad de lo complejo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s